domingo, 10 de febrero de 2008

Closing Circles/ Cerrando Círculos





I got this in my mail today... I read it... I liked it... I posted it. Not because it is what I must do in my life today, but simply because I liked it, though I know that it is always necessary to close circles. Some I have already closed; others... I am still not ready to close, they can still be.


"CLOSING CIRCLES", by Paulo Coelho


It is always necessary to know when a phase reaches its end. If you insist on remaining there for longer than is necessary, you are losing the happiness and the meaning of the rest. Closing circles, or closing doors, or closing chapters, whichever you choose to call it. What is important is to be able to close them, and to let go of the moments in life which are gone.
Is your job over? Has your relationship come to an end? Don't you live in that house any longer? Do you have to travel? You can spend a lot of your present time "rolling or mulling over" the whys, turning over the cassette and trying to understand why such or such a thing happened. But the wearing out will be terrible, because in life, you, me, your friend, your children, your siblings, all of us are on our way to closing chapters, to starting a new page, to ending stages or moments in our lives, and to carrying on. We cannot be in the present wishing for the past. Not even asking ourselves why. What happened, happened, and we must let go of it. Let bygones be bygones. We cannot be children forever, nor late adolescents, nor employees at a working place that does not exist. Nor have a relationship with someone who does not want to have a relationship with us. Things happen and we must let go of them!!!! That is why, sometimes, it is so important to destroy memories, to give away presents or gifts, to change houses, to tear up papers, to throw away documents and to sell or give away books.
External changes can symbolize internal processes of self-improvement. Letting go. No one plays with his cards marked in life, and one has to learn to lose and to win. One has to let go, to turn over the page, one has to live only what is in the present. The past is gone. Do not expect to have it returned to you, don't expect to be recognized, don't hope that one day they will realize who you are. Let go of resentment. Turning on your "personal TV" to go over and over what has happened, will only harm you mentally, it will poison you and will make you sour. Life is always towards the future, never towards the past. if you go along life leaving "open doors", just in case, you will never be able to let go and to live today happily.
Relationships or friendships that are not brought to a closing? Possibilities of going back? (to what?) The need of explanations? Words that went unspoken? Silences that invaded them? If you can face them now, do so, otherwise let go of them, close chapters. Tell yourself that they do not come back. But not out of pride nor arrogance or vanity, but because you just don't fit in any longer, in that heart, in that room, in that house, in that job. You are not the same you were two days ago, or three months or even a year ago. Thus, there is nothing to go back to. Close the door, turn over the page, close the circle. Neither you nor the place you will go back to will be the same, because in life, nothing remains still, nothing is static. This is mental health, it is love for yourself, to let go of what is no longer in your life. Remember that noboby and nothing is indispensable. Not a person, not a place, not a job. Nothing is vital to live, because when you were born, you came without that stuck to you. Therefore, it is a habit to live stuck to it, and it is a personal job to learn how to live without it, without the human or physical adhesive that it hurts so much to let go of today. It is a process of learning to let go and it can be achieved, because as I said: nothing and no one is indispensable. It is just a habit, a need. But close, clean, throw, let go, shake yourself. There are a lot of words that can define mental health and any of them you choose, will definitely help you to go forward peacefully. That is life!!



Lo recibí hoy en un mail... lo leí... me gustó... lo posteé. No porque sea lo que deba hacer hoy en mi vida, sino simplemente porque me gustó, aunque sé que siempre es necesario ir cerrando los círculos. Algunos ya he cerrado; otros... aún no estoy lista, todavía pueden ser.






"CERRANDO CÍRCULOS", por Paulo Coelho


Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente 'revolcándote' en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú. Suelta el resentimiento. El prender 'tu televisor personal' para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte mentalmente, envenenarte, y amargarte. La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando 'puertas abiertas', por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción.

¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?,¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio. Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver.

Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida. Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate. Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡Ésa es la vida!

11 comentarios:

Karen dijo...

Great Jean! Mental health, something so rare today, isn't it? And so many times we do not let go of the past, hoping we will be able to make it right. I pray that God will give you the wisdom to let go whenever it is time to do so, and that he will make you perseverant when that is what is needed. Have a great week. Regards.

Carla dijo...

Jean, cerrar círculos, dar vuelta la página, empezar un nuevo capítulo. Todo muy bien en la teoría, pero en la práctica es más difícil, porque junto con lo vivido, hay muchos sentimientos que no pueden dejarse de lado tan facilmente, no? Y vos tenés esa capacidad para hacer el duelo, y pasar a otro capítulo y luego hablar de algunas desgracias grosas con una sonrisa en la cara. Te admiro mucho por eso, y te quiero más todavia por que sos mi amiga y un ejemplo a seguir. Besos!!

Jean dijo...

Thank you, Karen, for keeping me in your prayers! I also hope I will be able to see when the time to give up and close a circle is due, and that in the meantime I will be able to hold on and work towards it. My kind regards to you!

Carla, Es como decís vos, más fácil en teoría que en la práctica, pero no es imposible. No cuento con ninguna capacidad; sólo que después de darme la cabeza contra la pared, no me queda otra que seguir para adelante y asumir que le pifié mal. Y qué voy a ahcer? Llorar por el resto de mi vida? Bien o mal que me pese, el seguir adelante no es por mí, sino por mis hijas. Yo también te quiero mucho! pero nada de ejmplo, nena!!! que me hacés poner colorada... con lo que me cuesta! jaja

Maria Andrea dijo...

Wow, Jean! Me encanto' y me hizo muuuuy bien! Al final es como dejar fluir la vida, no? Beso grande!

Loló dijo...

Jean, el cierre de los circulos y el dejar ser, el dejar de aferrarse a lo que no puede ser. Sería tanto más facil si supieramos cuando pasa eso asi no nos equivocamos, no pasamos por arrogantes, o nos adelantamos y quizas perdemos la oportunidad de estar bien. Por eso, de vos aprendi que hay que ser paciente, y a veces sfrir un poco pero segura de que hice todo lo que se podia. Y despues es mas facil cerrar el circulo y dar vuelta la hoja. Gracias por todo, siempre. Besos!!

Jean dijo...

Exactamente, Andrea! Me encantaron las palabras que usaste... dejar fluir la vida! Un beso grande!!

Hola Loló!! Y dale con que aprendiste de mí, carajo! Y sí es muy difícil saber cuándo es el momento de hacer el cierre... ahí esta el key de la cuestión, nena! Besos!!!

Alita dijo...

Jean, hace muchísimo que no te dejo un comment pero te leo todos los días, y al leer este... me sentí tan identificada que no pude evitar copiarlo y ponerlo en mi blog, espero no te moleste.

Todavía no puedo creer lo identificada que me siento, fué un baldazo de agua fría verme tan reflejada.

Beso

Jean dijo...

hola!!! Tanto tiempo!!! No te das una idea de lo feliz que me hace que te haya gustado, que te sirva y que te sientas identificada!! De eso se trata, de poder compartir lo que nos pasa y ver que no estamos solas, que a otros/as les pasa lo mismo! Qué bueno que lo incluíste en tu blog! ya me doy una vuelta por ahí! Un beso grande!

Ani. dijo...

Hay, que dificil esto de cerrar circulos, pasar a otro capitulo de la historia, dejar el pasado atras, es todo un tema,. Muchas veces he tratado de hacerlo, pero siempre hay algo que te impide cerrar el capitulo, yo trato pero no puedo, pero como dice Cohelo, lo que no puedes enfrentarlo hazlo, sino dejalos ir, el lo dice porque no lo vive, espero poder dejar ir lo que me hace mal en verdad y no sufrir mas.
Besos.

Ani. dijo...

correccion , lo que puedes enfrentarlo hazlo, sino dejalo ir.

Jean dijo...

Sí Ani! cerrar círculos, terminar un capítulo para empezar otro es siempre muy difícil, sobe todo cuando hay sentimientos de por medio! Imaginate que cambiar de trabajo es todo un tema!!! ucho más lo es terminar una relación que no es, o dejar atrás rencores por hechos que pasaron o palabras que lastimaron. Pero se puede... aunque cuesta. Beso!