sábado, 31 de julio de 2010

Las heridas



A medida que va transcurriendo nuestra vida, son muchas las situaciones que nos producen felicidad, sosiego, alegría, sentirnos amados y cuidados... como también hay tantísimas otras que vienen cargadas de dolor, pena, sufrimiento, amargura. De todas y cada una de ellas aprendemos algo... o por lo menos así debería ser, porque de eso se trata la vida: de vivirla lo más intensamente posible. Y en esa intensidad son nuestros sentidos y sentimientos los que nos hacen sentir vivos, a pesar de los malos tragos.
Me gustaría mucho compartir este mensaje de la ostra y cómo produce ella sus perlas, que me mandó un amigo en un mail. Dice así:

"Una ostra que no ha sido herida, no puede producir perlas. Las perlas son producto del dolor, de la entrada de una sustancia extraña e indeseable al interior de la ostra, como un parásito o un grano de arena. En la parte interna de la ostra, se encuentra una sustancia lustrosa llamada nácar. Cuando entra un grano de arena, las células de nácar comienzan a trabajar y cubren el grano de arena con capas, y capas, y más capas de nacar para proteger el cuerpo indefenso de la ostra. Una ostra que no haya sido herida de algún modo no puede producir perlas, porque la perla es una herida cicatrizada. 
Te has sentido herido por palabras hirientes? Has sido acusado de decir cosas que nunca dijiste?
Tus ideas fueron rechazadas o mal interpretadas? O quizás fueron tomadas por alguien y usadas como propias?
Has recibido golpes de quiénes adquieren ideas preconcebidas indebidamente?
Has sido objeto de una indiferencia?
Has tenido una pena de amor por no haber sido correspondido? 
Entonces... produce una perla!!!! Muchas personas sólo aprenden a cultivar resentimientos, dejando sus heridas abiertas, alimentándose con sentimientos pobres, los cuales impiden que las lesiones cicatricen. Pero no porque no hayan sido heridas, sino porque no han sabido perdonar, comprender y transformar el dolor en amor. Vale la pena enfrentar las heridas. No seas vencido por lo malo, sino vence el mal con el bien. Cultiva tu perla!!"

Apenas lo leí, tantas cosas volvieron a acomodarse en su lugar dentro de mi ser. Porque suele pasarme que tengo ciertos sentimientos, que cuando los racionalizo llego a la misma conclusión que esto que leí. Entonces está bueno darme cuenta que no estoy tan equivocada, que si siempre pensé que las heridas y golpes de la vida me harían más fuerte, estaba en lo cierto.
Pero a  veces duele ver que personas a las que uno ama no les pasa de esta manera. Son golpeados por diferentes circusntancias, y a pesar de salir eventualmente del dolor (ya sea porque han hecho el duelo, o simplemente porque lo dejan guardado y escondido dentro de ellos, lo cual tampoco es sano, ya que en algún momento, en circusntancias similares, saldrá a borbotones como señal de advertencia, para que no se arrieguen por si les pasa lo mismo), ya no son los mismos... se vuelven más duros, más racionales, más fríos y distantes... son más temerosos, aunque no lo noten ni quieran admitirlo.
Cualquier situación similar a aquella por la que pasaron, hace que inmediatamente pongan un freno a lo que podría ser... por las dudas. Muchas veces ni siquiera saben por qué lo hacen... sólo pasan a nivel racional lo que debe sentirse...
Pero la llave a todo esto es hacer lo que hace la ostra. Por cada grano de arena, cada golpe asestado a nuestro corazón, deberíamos usar todo lo que somos para "lamer" esa herida, ayudarla a cicatrizar... Es cierto que las cicatrices quedan, y eso también está bueno, porque nos ayudan a crecer y a sabernos vivos!
Cuando me hieren, cuando siento pena en mi alma (que por mi personalidad desgraciadamente no puedo ni esconder ni disimular) intento llorar todo lo que es necesario, dejando que la pena fluya despacio fuera de mí. Y es esa pena que se me va escapando que hace que después pueda sentirme más fuerte, más viva... y lo más importante, con más ganas de salir adelante, de volver a intentarlo, de seguir jugándomela por lo que creo es lo correcto, lo que me hace bien... de seguir persiguiendo mis objetivos.
Porque como siempre digo, se puede... es sólo cuestión de querer algo con todo nuestro ser para que eso ocurra. Porque también es cierto que todo ocurre por algún motivo... y si nos han herido, seguramente es para aprender, para hacernos más fuertes y menos vulnerables... para estar mejor plantados para la siguiente situación similar, con más amor para dar... y para mejorar, siempre.
Por favor, no permitas que lo que viviste, ya sea que te haya golpeado y lo hayas notado, o que simplemente lo hayas tomado como un aprendizaje y algo que debías pasar pero que ni te inmutó,  o que haya sido el resultado de tu exigencia... que nada de esto te prive de animarte a seguir intentándolo, y que tu perla sea la más bella de todas, para que puedas compartirla con los que te queremos.

7 comentarios:

DreamObscene dijo...

Bueno que tal mujer..
Gracias por tu comentario...
Con respecto a lo que dijiste, bueno si, la situacion en la que nos escontramos los paises en desarrollo es esa jaja no siempre el sistema funciona... Y nos quejamos por ello, pero tienes razon tambien mujer, hay que saber escoger bien a nuestros gobernantes , esperemos poder escogerlo bien en las prox. elecciones jaja..

Bueno...
Con respecto a tu escrito....
Muy bueno eh jaja, todos tenemos que ser como una ostra, aceptar los males que nos suceden para hacernos mas fuertes, si no lo hacemos nosotros mismos, quien lo hara por nosotros?

La verdad es que... Ya lo has dicho todo tu.. ajajaja, hasta se complementa con tu publicacion de ayer... solo me queda por decir, que si nosotros mismos no damos frente a las situaciones desagradables que nos suceden, no podremos mejorar, y si no mejoramos, nos estancaremos en un charco de agua turbia que no permitira el caminar libre y sano...

Bueno no me queda mas que decir mujer.. un gusto el poder leer todo lo que escribes...

Cuidate mucho mujer..
Suerte...
Bonitas noches...
Bss...
Adieu....

vero dijo...

No todos estan preparados para crear una perla con su dolor...antes,para mi era mas facil,justamente,cerrarme a muchisimas cosas a causa de las penas que habia sufrido.Hasta que me di cuenta que todo es un aprendizaje.
Justamente anoche le decia a mi sobrina..."disfruta de las equivocaciones,disfruta de lo malo que hiciste y de lo malo por lo que pasaste...porque TODO es sabiduria,todo nos va a conducir a algo...y solamente haciendonos cargo de esas heridas...conseguiremos crecer como personas".
A veces me agarra impaciencia cuando le hablo a la gente y deseo hacerles entender,que hay que convertir lo negativo en positivo..pero despues me siento sola en casa y me doy cuenta que no todos estan en condiciones de aprenderlo...no para todos el momento es el mismo...hay quienes necesitan darse muchisimos golpes mas contra la pared para poder asimilarlo.
Besos negra!!!

Anónimo dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog... No tengo problema si publicas mi link... siempre que va directo a mi blog =).
Un día de estos andaré leyendo tu blog,

Un besote enorme.

Canela dijo...

Perdón, la que te firmó antes era yo... Un beso!

Jean dijo...

Hola mi bello amigo!!! Es verdad que debemos ser como la ostra... aunque debo admitir que es más fácil decirlo que hacerlo, pero como isempre digo (reiterativa la mujer) se puede!!
Vamos siempre por más... enfrentándonos a las situaciones que nos toquen vivir! Un gran abrazo a la distacia!! Y gracias por siempre tomarte el tiempo de leerme, y de comentar lo que escribo con palabras tan dulces!! =)

Jean dijo...

Vero, ya sé que no es tan fácil y que muchos optan por cerrarse y negar el dolor, lo cual luego hace que carguemos con esa pena por no haber hecho el duelo. No estoy diciendo que a mi no me duela nada... muy por el contrario, me cnocés y sabes que soy hiper sensible... pero he intentado aprender a llorar, caerme, pero después levantarme renovada... y eso se logra haciendo una perla del dolor, no? Siempre de TODO seprende algo... a veces el camino para entenderlo no es el más sencillo, y tampoco podemos asumirnos indemnes, o sin sentir dolor... sólo debemos asumirlo y seguir adelante aprendiendo de él.
Y sí... hay quienes necesitan darse muchos más golpes contra la pared para darse cuenta... pero nosotras que ya lo sabemos, podrían dejar de venir los golpes no??? Si ya tenemos piiilaaaaaas de perlas DI-VI-NAS!!! jajaja
Beso grande Vero!!

Jean dijo...

Hola Canela!!! Un gusto que hayas venido por mi blog... naturalmente que lo que vaya a sacar de tu blog irá con el link correpondiente, para que quien quiera leerte, lo haga, ok?
Cuando qieras sos bienvenida para leerme! Beso! =)