domingo, 25 de julio de 2010

Mi propia incapacidad



No es fácil descubrirnos defectuosos... caer en la cuenta que tenemos mucho, que somos mucho... pero que nos falta tanto!!!
Cómo puede ser, a veces me preguntan, que siendo tan inteligente intelectualmente, aún me cueste entender cuando me hablan...? Por qué no puedo entender el mensaje tal cual es?
Una de las razones es que mi emocionalidad hace que traspole a algo absolutamente racional un cúmulo de sensaciones y sentimientos... haciendo que "interprete" a través del cuore lo que simplemente es una sucesión de palabras que no incluyen en ellas más que lo que están diciendo.
 Lo que uno ha vivido sin duda influye en este malinterpretar los mensajes... en mi caso, me han preguntado con qué tipo de personas me he relacionado, que interpreto un simple gesto de buenas costumbres como una acción cargada de intencionalidad. He estado con gente que tiene el mismo tipo de educación que yo, pero es evidente que mi interior es mucho más intenso que el de muchas otras personas.
Como ya escribí en otras oportunidades, mi ansiedad me juega las peores bromas, en los peores momentos... DEBO aprender a manejarla, no puedo permitir que siga haciendo estragos con mi vida! Gracias a ella, me subo a la nube 14 en cuestión de segundos... y cómo duelen los golpes! Porque la caída es en picada.. y abajo sigo estando sola, sin nadie que me ataje. Luego de las caídas, están los que me quieren, los que se empeñan en ayudar a levantar todos los pedacitos... y lo logran, luego de interminables charlas... y mucho mimo para mi alma herida... Y el saldo es mi promesa de dejar los pies sobre la tierra, de aprender a manejar y equilibrar mi emocionalidad con mi intelectualidad... pero nunca me sale. Y las cicatrices se siguen agregando y van dejando su huella.
Así como conozco a tantísimas personas que se dejan dominar continuamente por su racionalidad... yo estoy en el otro extremo... siento todo a flor de piel, me entrego, equivocadamente, en cada relación, no pienso, dejo que mis acciones sean guiadas por ese torbellino de emociones que soy yo... y no creo que por eso sea más feliz, ni viva experiencias más gratificantes... porque si pasar por lo que paso implica después quedar hecha añicos, prefiero pensar, no sentir..... prefiero caminar, no correr... prefiero descender, no tirarme de cabeza.... Bah, no sé si prefiero eso realmente, pero desearía poder lograrlo, para evitar el dolor que se le sucede.
Mi propia incapacidad para valorarme es la que hace, creo yo, que no sepa cómo disfrutar de mi soledad. No sirvo para estar sola, quizás por esta cosa que me decís que tengo, que siempre pienso en los otros, que me preocupo por el otro, lo que necesita, lo que le hace falta, cómo ayudar, cuidar, acompañar, mimar; estoy pendiente de sus actos, palabras, momentos, espacios... sí, lo invado inconscientemente, queriendo imponer mi presencia en su vida .... en lugar de preocuparme por lograr eso en mi. Debería entender que soy YO la que cuenta antes que nadie... pero cómo hacerlo cuando toda mi vida me puse en otro lugar? Lo que aún no pude descubrir es el por qué lo hago.
Son muy esporádicos los momentos en que disfruto de mi soledad, de estar con mí misma... y esos momentos llegan cuando me sé con alguien, cuando siento esa unión de almas, sensaciones, proyectos, ganas de estar; cuando estamos unidos espiritualemente... y puedo aislarme físicamente por momentos o etapas, porque el físico es lo que contiene a mi interior que es el que en difinitiva soy yo. Pero aún no logro entender cómo puede ser que me sienta unida espiritualmente a alguien en cuestión de segundos... cuando es evidente que esa persona lejos de sentir lo mismo, o siquiera algo similar.
No puedo estar sola...sí, en realidad puedo estar sola en algún lugar y disfrutar de mis espacios y mis tiempos... lo que no puedo es sentirme sola... eso duele, lastima, cala hondo... porque me veo vulnerable, me siento mal al ver mis incapacidades... y es eso sobre lo que debo trabajar... aceptarme como soy, quererme mucho (pero como hacerlo si no me quieren los que quiero que me quieran como quiero que me quieran?)
Me reconozco imperfecta... MUY imperfecta... me reconozco débil, por más que dé el aspecto de una mujer fuerte... me reconozco falta de afecto, incompleta sin esa persona que me haga sentir que valgo, que le importo, que le preocupo, que me necesita... me reconozco incapaz de sentirme plena si no estoy en pareja... y quizás son todos estos reconocimientos los que hacen que me equivoque con las señales que recibo de los que me rodean, o de los que se acercan con las mejores intenciones de amistad... porque muy dentro mío siento que necesito de ese alguien para sentir que la vida entonces sí tiene un sentido.
A veces me cuestiono qué fue lo que me hizo estar con el padre de mis hijas durante tantos años... y lo que descubro es algo que detesto... pero es la realidad: no quería estar sola. Me apegué a la imagen de un hombre que no era lo que yo quería creer que era, pero estaba en pareja, no me sentía fracasada (lo que no quita que me entregué en un 200% y que sentí que era el gran amor de mi vida en su momento). Me pregunto muchas veces qué hubiera pasado si la relación se hubiera terminado a lo largo del camino, como tantas veces estuvo por suceder. Y la respuesta que encuentro es que si estuvimos juntos durante tanto tiempo fue porque no quería estar sola, porque fui yo quien luchó contra viento y marea para que funcionara, remando solitaria por el camino de la pareja... porque entonces no me sentiría una fracasada. Y si los hijos llegaron a mi vida fue para remarcar ese rótulo que tanto me interesaba: no soy fracasada, tuve hijos, pero la pareja no funcionó (a pesar que fui yo quien tomó la dura decisión de separarnos). Y qué hubiera pasado si no hubieran nacido mis hijas? Uffff... la sensación de fracaso hubiera sido mayor, en mi caso lo sé, porque hoy me hubiera sentido que ni siquiera pude formar una familia. Y quizás me hubiera sentido mucho más sola aún.
Sé que mis hijas me ayudaron a no tirarme de cabeza en muchas piletas que fui cruzándome en el camino... gracias a ellas me mandé muchas menos macanas de las que me hubiera mandado si hubiera estado sola...
Pero no quiero morirme sola... quiero encontrar ese compañero de ruta para quien signifique el mundo, ese hombre para quien lo sea todo, el que me cuide, quien se preoucpe por si estoy bien, si estoy feliz, el que me mime a cada instante y me malcríe... Quiero y necesito encontrar a ese hombre con el que nos podamos reir de todo  Pero eso jamás podré lograrlo si no trabajo sobre mi ansiedad, sobre mi personalidad avasallante que hace creer a todos que soy tan madura, tan bien centrada; eso no lo podré conseguir si primero no bajo un cambio, si no dejo de desesperarme tanto por creer que el Amor de la mano de un hombre aún es posible y que me puede pasar a mí.
Tengo que hacerme cargo de mis defectos y de mi incapacidad de ser sola... tengo que aprender a no dejarme llevar por las emociones tan a flor de piel, a ir por la vida con más calma, a no ser tan intempestiva... para recién ahí, quizás, poder disfrutar más del hoy, sin estar tan pendiente del mañana y de lo que traerá o no.

Quererme significa no permitir que este tipo de situaciones me desestabilicen de tal manera que mi mundo se derrumbe a mi alrededor... no puedo permitirme sentir este vacío en el medio del pecho porque me siento sola... sé que está mal no tener una conducta, por ejemplo, alimenticia, y que cuando estoy muy triste o muy eufórica, me vaya al extremo de no sentir apetito, porque siento que con tanta felicidad o tanto dolor tengo todo el combustible que necesito para seguir adelante. Pero cómo se logra esto? Cómo lograr un equilibrio emocional que me permita ser ordenada en mis conductas, en mi día a día, si tengo dentro mío esta espantosa creencia, esta estructura que nadie impuso sino que yo solita permití que se instalara, que me grita a cada instante que te necesito en mi vida????
Me veo y me siento incapaz de tantas cosas... y la que más me está molestando es el no poder controlar lo que siento... ese dolor, ese vacío que se apodera de todo lo que hago, y me pone de malhumor, me angustia, me entristece, me pone irritable, haciendo que no pueda disfrutar del ahora. Me molesta volverme intolerante, me irrita sentirme tan boluda al hacerme un mundo de lo que no lo es, colgándome de la primera nube que pasa, haciéndome toda una película y fantaseando... creyendo que por fin la felicidad entró en mi vida, no permitiéndome disfrutar de los afectos que están siempre. Me destruye que me digas que sólo pienso en los otros... si me quedo hasta cualquier hora despierta para hablar con vos lo hago por MÍ, no por vos, por lo que me hacés sentir, por la emoción que despertás en mi con tus carcajadas y tus ocurrencias... porque me hacen sentir querida.
Necesito cambiar... a pesar que siempre sostuve que no son cambios los que deben hacerse sino adaptaciones, hoy más que nunca necesito cambiar esto... y un buen comienzo es descubrirme defectuosa, incompleta, con incapacidades.

6 comentarios:

vero dijo...

Jean...hacerse cargo de los errores que tenemos esta muy bueno para poder saberlos corregir,pero no al extremo de lo que leo...SI...somos incapaces negra,de tratar de buscar el equilibrio,pero no somos defectuosos,porque si fuera asi...no estarias aceptando lo que no se hace bien.
Sabes bien que todo lo he razonado siempre,pero de un tiempo a esta parte...me encontre que eso me llevo a la soledad ABSOLUTA,porque yo si estoy INCOMPLETA...no tengo hijos,no tengo ese respaldo que te ayuda a levantarte dia a dia.
Busco el cambio,tambien disfruto de mis momentos en soledad..pero deseo que sean solo momentos...no toda una vida,y a veces,en la desesperacion...tengo miedo a equivocarme...
Creo que somos personas hiper inteligentes,que solo tienen un tropiezo de vez en cuando,esos que nos ayudan a despabilarnos,aunque duelan,y a seguir adelante..pero tambien somos personas pacientes que,a la larga...vamos a vencer...besos enormes

Jean dijo...

Vero... sé que siempre usaste la cabeza para encontrarle la respuesta a todo, y que en alguna que otra oportunidad, fui yo quien te hizo ver lo maravilloso de usar el cuore, no? La soledad absoluta, negrita?? NO! El no tener hijos no significa que estás sola. Pero te entiendo cuando decís que a pesar de disfrutar de tu soledad, querés que sean solo momentos, no toda una vida, porque también le temo a eso, como también tengo miedo a equivocarme... pero, si no lo intentamos, cómo saber que estábamos cometiendo un error? Vale la pena realmente arrugar y quedarse en la postura en la que están algunos por miedo, falta de ganas o de incentivo, o un no poder hacerlo, no animarse... por las dudas que nos equivoquemos?? Realmente creo que no, negra... que todo lo que hagamos siempre vale el intento por querer estar mejor. El problema es cuando asumimos que no estaríamos mejor si lo intentáramos... porque realmente creo que la vida de a dos es siempre un estar mejor!!!
Y si vos lo decís, calculo que tendré que creerte entonces... que somos pacientes y que venceremos. Besotes!!!

ECH dijo...

Jeannie querida !!!, creo que te mandaste una catársis digna de su nombre clásico !!!
Por Dios, qué fárrago emocional intenso, en carne viva y encima palpitante !!!.
No estoy seguro si el análisis sirve en este momento, pero seguro que sin esta descarga tan emocional, tan pura y definitiva, no hay aprendizaje que pueda fijarse...
Me has emocionado con tu vivencia (y eso que ya la conocía directamente de vos misma...), porque bueno, la palabra escrita tiene también su fortaleza, asi como la oral tiene la suya.
Te felicito Jean, y estoy seguro que has dado vuelta una gran página en este libro de nuestra vida.
Besos !!!

Jean dijo...

Eduuuuuuuuuuu... sin lugar a dudas que esta catársis me dejó en carne viva... o me expuso como me siento en este momento: muy vulnerable e imperfecta. Y estoy de acuerdo con vos en que es el comienzo para un aprendizaje, que de nada sirve tener tantas vivencias y no sacar lo positivo de ellas y trabajar sobre lo negativo, para que no nos vuelva a suceder, porque no pienso rendirme! Me emocioné al leer tu comment.. y me hace tan bien saber que te emocionaste al leerme, a pesar de ya saber todo porque lo charlamos. Muchos besos, Eduardo.,.. y mil gracias por estar siempre!!!

Loló dijo...

Jeannie, de ningun modo voy a aceptar que digas que sos imperfecta, que tu pasion por la vida, tu jugarte por los otros, te hacen imperfecta, porque muy por el contrario te siento mucho mas perfecta que tantas otras personas que se escudan en su racionalidad para no ver sus propios errores. Sos todo amor, pasion, fuerza, cariño, constancia, querer, sentimiento, emocion, y la lista sigue. Si eso es ser imperfecta, entonces no se que hacemos muchos otros en la vida. Bs!!!

Jean dijo...

La puta madre, Loló!!! No podés decirme eso!!!!! Soy un mar de lágrimas, nena! Eso nose hace... si sabés cómo soy??? Te quiero un montónnnnnnnnnnnnnnnnnn!!!! Mil besos!