miércoles, 24 de febrero de 2010

La valentía


Muchas veces cuando hablo con aquellos que son muy cercanos a mí, me suelen decir que soy una persona muy valiente. Según ellos, mi valentía y coraje pasan por haber tomado las decisiones (muchas de ellas muy duras) que fui tomando a lo largo de mi vida: independizarme a los 21 años, decidiendo irme a vivir sola a Palermo, lejos de donde fui criada y cerca de mis trabajos.... ir en contra de lo que la sociedad pensaba (incluida en ella mi familia, mis amigos, mis colegas...) y decidir no casarme pero compartir con el padre de mis hijas 15 años, muy a pesar de todo lo que me decían... separarme del padre de mis hijas a pesar de estar embarazada de tan sólo dos meses de mi hija menor, porque ya no iba más, y por lo que ya conté en algunos posts por allá lejos y hace tiempo.... Y la lista, según los que me quieren, sigue.
Pero así como creo que es muy valiente tomar las decisiones que hay que tomar, en el momento que hay que tomarlas, el NO tomarlas para beneficio de uno sino pensando en los otros también implica una gran valentía.
A qué me refiero con esto...?
Tengo un amigo al cual quiero muchísimo... pero mucho en serio!!! Hemos tenido muchas charlas, sobre todo tipo de temas, y naturalmente sobre la vida. Me contó que jamás se separaría de su mujer y de su hijo, a pesar que ya la pareja estaba rota hacía años. 
Al principio me costaba mucho entenderlo... no podía concebir que una persona viviera infelizmente, en des-amor, por no tener el coraje para tomar la decisión que había que tomar. Constantemente me decía que él no quería lastimar a nadie, que no deseaba que nadie sufriera por su culpa. No lograba comprender lo que quería decir, ya que yo entendía que el quedarse en esa situación familiar ficticia sólo hacía infelices a todos.
En un momento pensé que lo decía por las personas que se le acercaban... que no quería dañarlas y por eso les era absolutamente sincero, explicando que sus tiempos eran escasos, que aún vivía con su familia, de la cual jamás se alejaría.
Pero con el pasar del tiempo, y con muchas charlas de por medio, lo pude comprender todo.
Se necesita ser MUY valiente para quedarse en un lugar donde sabemos que no somos felices, sabiendo que al alcance de la mano está esa persona que nos ilumina el día a día. Lleva mucho coraje asumir el des-amor, la falta de pasión, el fin del amor, por la persona con la cual pensamos que pasaríamos el resto de nuestra vida, y aún así quedarnos a su lado, porque sabemos que el irnos la mataría.
Es de valientes asumir que a pesar de nuestra infelicidad, quedarnos en el lugar en el que estamos es lo que debemos hacer, porque así evitaríamos romperle el corazón a nuestros hijos, con los cuales la relación es maravillosa, y son los que le dan la razón de ser a nuestra vida.
Siempre creí que cuando el amor se termina, cuando la pareja ya no tiene ni arreglo ni posible remiendo, lo más valiente era dar un paso al costado... pasar por el duelo de la pérdida, pero salir adelante con aires renovados, porque eso era lo mejor para todos.
Pero ahora que te conocí, me doy cuenta que lo tuyo también es de valientes... porque cada mañana asumís que estás donde estás por decisión propia, que tu lugar es al lado de tu hijo, en las buenas y en las malas... que podés conocer a otras mujeres pero que siempre estará primero tu familia... que se puede seguir viviendo e intentar ser feliz a pesar de no contar con la libertad que quizás cuento yo.
Por eso... los dos somos valientes a nuestra manera... y está bueno eso ... saber que no todo es o blanco o negro, sino que existen los grises, algo que estoy aprendiendo gracias a vos.... que se puede vivir plenamente de maneras diferentes y seguir sintiéndose vivo! Porque nuestra vida se extingue o se hace más grande dependiendo de nuestro coraje para tomar las decisiones correctas en el momento adecuado. Y vos las tomaste y las seguís tomando a cada instante.
Y me enorgullece saber que a mi lado hay un hombre que es tan valiente como vos!!  =)

6 comentarios:

vero dijo...

Uffffff...fuerte Jean!...a mi lado tengo muchisimos casos como el de tu amigo,e hice los mismos cuestionamientos que vos,pasa que en algunos de mis allegados,el tema de estar juntos por VALENTIA...afecto a los niños tambien...son muchos los casos,pero..estoy muy de acuerdo con lo que escribiste,me gusto muchisimo.besos

Jean dijo...

Vero... si el tema de star juntos fue por valentía, entonces nadie más que quien decidió quedarse es el que se vería afectado de una u otra forma... porque es el que eventualmente estaría cediendo en su posibilidad de felicidad por no lastimar a los suyos. Si los chicos se vieron afectados, disculpame que te lo diga tan friamente, entonces fue un caso de cobardía.
Que bueno que te gustó!! beso!

Anónimo dijo...

Hay mucho que comentar al respecto. Creo que viste el 65% de las cosas.
Demasiado para el corto plazo..
Un detalle.
No se podria vivir sin amor. No mucho timepo. La falta de pasion y otras cosas de la vida es algo completamente diferente.
Ya lo charlaremos.

Un beso grande.
Yo

vero dijo...

Si que es un caso de cobardia cuando los chicos se ven afectados negra!..es un tema largo..hay personas que creen estar haciendo el bien a sus hijos..sin preguntarles a ellos que es lo que desean..por ejemplo..una amiga y sus hermanas rezaban para que sus papas se separaran,y ellos estaban juntos por las nenas...son muchos los casos...

Jean dijo...

.... ya lo creo que hay mucho para comentar al respecto... y que aún hay mucho más por seguir hablando y conociendo del otro... lo comentaremos y hablaremos personalmente, no por acá. Lo que sí te digo (como te lo acabo de decir hace un rato) es que me siento honrada de ya saber tanto como el 65% por haber sido en un corto plazo.
Y sí... imposible vivir sin amor... aunque la pasión y las otras cosas sean parte del amor de pareja.
Otro beso grande para vos!

Jean dijo...

Vero... eso lo he visto en algunos casos de amigos/as míos... tanto desde la posición de hijos como de padres... y es terrible! Por suerte (por suerte??) no es el caso del que escribí... muy por el contrario.