sábado, 2 de octubre de 2010

Y sigo aprendiendo...


... a levantarme cada vez que me caigo.
... a entender que mi condición de persona no me hace infalible.
... a admitir mis errores.
... a pedir perdón cuando me equivoco.
... a perdonar, no a castigar, cuando alguien se equivoca.
... a aceptar al otro tal cual es, admirando lo positivo que tiene y es.
... a controlar mi ansiedad.
... a seguir siendo paciente con las situaciones que no puedo cambiar.
... a ser paciente con quiénes no quieren escuchar.
... a jugármela por mis ideales y objetivos.
... a hacerme valer.
... a respetar al otro, pero sobre todo, a hacerme respetar yo.
... a pensar un poco más antes de actuar o hablar.
... a permitir que mis emociones y sentimientos no se apoderen de cada cosa que hago o digo.
... a escuchar al otro.
... a respetar los silencios, espacios y tiempos del otro, a pesar del dolor o vacío que ello pueda causar.
... a sonreir ante las cosas más pequeñas de la vida.
... a admirar a quiénes se lo merecen.
... a no idolatrar a quienes no se merecen un lugar en mi vida, ni que esté perdiendo el tiempo con ellos.
... a seguir apostando que se puede estar mejor siempre.
... que la soberbia no tiene lugar en mi vida, sin importar quién la esté portando.
... de mis hijas, de mis alumnos en el cole, de vos, de mi... de todos aquellos que me acompañan en el camino, por más corto que sea el trayecto que compartamos.
... que nuestros objetivos van cambiando a medida que crecemos, y que debemos adaptarnos al paso del tiempo, a las situaciones, y a las personas que nos importan.
... que el respeto, la verdad, la transparencia, la frontalidad, la espera, la paciencia, la valoración del otro y de mí misma, el diálogo, la comprensión, la aceptación... son todos valores que no mucha gente posee... y que debo seguir trabajándolos como hice siempre, para poder seguir siendo mejor persona.
... que siempre se puede seguir aprendiendo.

5 comentarios:

vero dijo...

Negra....yo he aprendido que no aceptar ciertas actitudes del resto...es no reconocer que son mis actitudes reflejadas en el otro.HOY yo tambien voy aprendiendo...de a poquito...despacito...cometiendo errores pero aprendiendo de ellos...aprendi tambien...que NUNCA es tarde para aprender.Besos!

Loló dijo...

Jeannie... si hay algo que le agradezco a la vida es que seas parte de ella, porque gracias a vos aprendi a seguir aprendiendo siempre, con tu ejemplo de levantarte cada vez que te caes, de saber que cometes errores como todos lo hacemos y sabes pedir perdon aun cuando no fue tu error, porque siempre perdonas sin castigar sino entendiendo a la otra parte, porque sos paciente como no hay otros, y porque sos tan transparente y sincera en tus pensamientos y sentimientos!! Por todo esto soy una agradecida de ser parte de tu vida. te quiero mucho!

Jean dijo...

Veeroooo... siempre se aprende... y el aprendizaje más duro de todos es el aceptar que TENEMOS QUE SEGUIR APRENDIENDO SIEMPRE!!!!, que no vale pensar que las sabemos todas, que el otro es distinto a nosotros por más parecido que sea a nuestra imagen, y sobre todo... aceptarnos como somos, pero sabiendo que siempre podemos estar y ser mejores. Besos!

Jean dijo...

Veeroooo... siempre se aprende... y el aprendizaje más duro de todos es el aceptar que TENEMOS QUE SEGUIR APRENDIENDO SIEMPRE!!!!, que no vale pensar que las sabemos todas, que el otro es distinto a nosotros por más parecido que sea a nuestra imagen, y sobre todo... aceptarnos como somos, pero sabiendo que siempre podemos estar y ser mejores. Besos!

Jean dijo...

Loló, ambas lo estamos... porque el que VOS estés en la mía es también un privilegio. No siempre nos encontramos con personas que nos entiendan, o que nos "saquen esa radiografía" que nos muestra tal cual somos... y vos la tenés clarísima conmigo.. ojalá me pasara más a menudo. Yo también te quiero mucho!! Besos =)