domingo, 26 de julio de 2009

Así me siento hoy!

Qué bueno que es cuando uno siente que las cosas se van acomodando de a poco. Anteriormente escribí que muchas veces eso momentos de plenitud que siento son la antesala a la tormenta que luego seguramente llegará. Y en muchsos las ocasiones eso ha hecho que quizás no disfrutara de la felicidad que me embargaba por pensar en el dolor que casi seguramente vendría después.
Hoy me siento MUY bien... estoy feliz, me siento plena! Estoy así por muchos motivos: el haber retomado los entrenamientos y partidos amistosos de hockey a fulll es sólo una de las razones, pero una muy importante que me hace poder descargar toda esa energía acumulada por estar en casa todo el día, sin ir a trabajar. Pero más importante aún es haberte encontrado, que hayas aparecido en mi vida sin buscarte, que hayas vuelto a pesar del frío o distancia iniciales en nuestras primeras conversaciones, y a pesar de la distancia, me alegra muchísimo saber que estás, y que ambos somos tan importantes en la vida del otro!!!
Y hoy, a pesar de saber que quizás esto no dure para siempre, no me importa, porque lo estoy disfrutando en el día a día, cuando te pienso, cuando hablamos, cuando planeamos para el futuro cercano,,, hoy estoy feliz, y sólo quería que lo supieras!

6 comentarios:

María dijo...

Nunca pienses que por ser felíz hoy, serás infelíz mañana.
Hay que aprender a disfrutar el presente y mañana se verá.
Tal vez, ese mañana te depare aún más felicidad; sin embargo, por temor a que ocurra lo contrario, te estás perdiendo de disfrutar un presente pleno.

Beso!

Veroka dijo...

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.
Proverbio árabe
un beso y disfrutáaaaa

Jean dijo...

Marí, mil gracias por tan buen pensamiento, y gracias por haberlo compartido. Y sabés qué? TENÉS RAZÓN!!!!! Beso!

Jean dijo...

Verooooo!!! Buenísio el proverbio árabe! MIL GRACIAS POR COMPARTIRLO!!! te mando un beso grande, y te juro que estoy disfrutando, lo más que puedo.

sandra rubio dijo...

vale la pena verte sonreir anunque sea con palabras.

Se la quiere.

Un abrazo.

Jean dijo...

Sandra... más vale tarde que nunca, aquí estoy... y yo también te quiero mucho!!!