martes, 2 de diciembre de 2008

Una reflexión.

Esto lo recibí, aunque era un poco más largo y como una presentación de Power Point, a una de mis casillas de mail... y creo que nunca mejor el momento. Es una reflexión de Facundo Cabral. Y me acarició el alma dolida.
Es algo así:
"No estás deprimido, estás distraído... distraído de la vida que te puebla, que te rodea. No caigas en lo que caen otros que sufren por un ser humano, cuando en el mundo hay cinco mil seicientos millones. Además, no es tan malo vivir solo, porque gracias a la soledad me conozco, algo fundamental para mí.
No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70, olvidando que Moisés dirigió el Ëxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los 90.
No estás deprimido, estás distraído. Por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque te fue dado. No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza, por lo tanto no puedes ser duenio de nada.
Además, la vida no te quita cosas: te libera de cosas... te alivia para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.
De la cuna a la tumba es una escuela: por eso lo que llamamos problemas son en realidad lecciones. No perdiste a nadie; en realidad el que muere se nos adelanta porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. No hay muerte, hay mudanza.
Haz lo que amas y serás feliz, serás benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que deba ser, será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación o compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, en la cual todo es posible y sin esfuerzo, porque te mueve la fuerza natural de la vida.
Debes hacerte libre y feliz para después compartir la vida verdadera con los demás. Decide ser feliz.
La felicidad es una adquisición, no es un derecho, sino un deber. Porque si no eres deliz, amargas a todos aquellos que te rodean. Hay tantas cosas para gozar! Y nuestro paso por la tierra es tan corto que sufrir es una pérdida de tiempo.
Da sin medida y te darán sin medida. Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el mismísimo Amor.
El bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia, y éstas últimas alimentan a la vida. vale la pena".


"Cuando la vida te presente con mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones por las cuales sonreir".
Vale la pena aclarar que nadie cercano a mí ha fallecido en estos últimos tiempos, mas estas palabras me ayudan a tolerar la pérdida (no la muerte) de un ser amado con más tranquilidad.

6 comentarios:

sandra rubio dijo...

Gracias por esto, un regalo maravilloso.

Ando algo desaparecida, me tiene secuestrado el cuerpo el trabajo. Sé sabrá comprender, a veces la vida no te dá para más.

Pero no me ha secuestrado el corazón y el alma, la quiero mucho, Y la leo todo lo que puedo. Y le sonrío aunque no me vea.

Besos gordos, para usted que es bondad infinita y siempre me hace sonreir.

Marina dijo...

...la vida no te quita cosas: te libera de cosas... te alivia para que vueles más alto...

Qué linda esta partecita... aunque a veces cueste verlo así, con tanta simpleza...
El texto hermoso, ya lo conocía... tan "sabio"... tan cierto... para leerlo y releerlo...

Besotes!!!!!!!!!!

Jean dijo...

Sandra, mi dulce amiga, que siempre estás para confortarme... la agradecida soy yo, que hayas disfrutado de este regalo. Sé que me quieres mucho y que haces lo posible por seguir leyéndome, aunque convengamos que ya hacía mucho que no escribí... y aún mo acabo por decidirme si deseo seguir haciéndolo o no. Se me hace muy duro contar todo por lo cual he pasado, y tratar de no andar mostrando las cicatrices que han quedado en mi alma y en mi corazón. Por eso que quizás lo meor sea ya no volver a escribir... no lo sé.
No te das una idea de la caricia tan dulce que me has dado, con tus palabras siempre llenas de amor y afecto! Yo también te quiero mucho, y te mando muuuchos besos!

Jean dijo...

Mariiina , mi dulce amiga cibernética!!!
Sí que es linda esa apte... y al mismo tiempo es la ás dura de aprender, verdad? que nada ni nadie nos pertenece, que todo dura lo que tiene que durar, que todo tiene un comienzo y un fin, y que no debemos sufrir cuanod ese final llega, por más duro que nos parezca e injusto. Pero es que es taaaaan duro de aprender... y no digo difícil, porque NADA debe ser difícil en mi vida, yo PUEDO... es sólo que a veces siento que ya no, que necesito de ese abrazo, de ese hombro para seguir... y no ser siempre yo la que lo pone para los otros. Está tan mal ser tan egoísta? No lo sé... sólo te estoy escribiendo lo que se me viene a la mente al haber leido tu comentario... lo que siento, lo que dudo, lo que no entiendo...
Besooootes!!!!

Anónimo dijo...

hola jean .....campeona de hockey........ un besote ..max

Jean dijo...

Graaaciaas Max!!!!